lunes, 11 de octubre de 2010

TERCER DIA DE LA HISPACON, Por Jorge Zarco

De vuelta a Burjassot me excuso ante José Vicente Ortuño de mi falta a la cena por una subida de glucosa (nadie está totalmente sano, y uno es diabético por defecto) antes de saludar a Victor Conde, uno de los grandes en la actual ciencia ficción pátria; le veré en breves instantes. En la cafetería hay un grúpo de veteranos de las grandes novelas de a duro: Vicente Adam (Vic Adams), José Caballer (Larry Winters), Ramón Brotons (Walter Carrigan), Arturo Rojas (Red Arthur), José Luís Macías; José Carlos Canalda el alma mater de la reunión y Pablo Herranz de mediador. Siento un gran respeto por los pioneros del género en este país. Ellos comenzaron cuando casi no había nada y sin ellos no estaríamos aquí, ni los aficionados, ni los autores. Se lo debemos todo. Un saludo a todos ellos.

Salgo pitando para la sala A, donde Victor Conde que con 11 novelas públicadas ya es uno de los últimos veteranos entre la última generación de escritores pátrios, presenta su partícular homenaje al Steampunk. Ciencia ficción de sabor victoriano, retro, un homenaje a los grandes del pasado: Verne, Wells, Salgari, los clásicos de toda la vida. Por eso LOS RELOJES DE ALESTES se concibe como una secuela de De la tierra a la luna de Júlio Verne. Donde en una Europa al borde de una primera guerra mundial entre europa oriental y el Imperio Otomano, una rica aristócrata decide provocar un viaje a la luna que explote los yacimientos de oro del satélite para financiar la guerra. Alaska es todavía rusa y los americanos quieren asegurarse la propiedad de la luna, agentes prusianos, una rusia capitalista y un homenaje constante a Verne y al Fritz Lang de: Una mujer en la luna, película seminal a la que constantemente se hace referencias. Porque el Steampunk nació como una rama de la C-F falta de prejuicios y dada a la imnovación estética y a la imaginación más insólita que siempre bebe de múltiples referencias. ¿Se imaginan STAR WARS en Steampunk, con ordenadores de madera y zepelines en vez de aviones?.

LA CASA DE LAS SOMBRAS de Juan Angel Laguna Edroso parte también de un homenaje al espíritu del siglo XIX, esta vez al relato de fantasmas gótico, al que tendencias actuales como los espéctros de orígen japones, han dado nuevos enfoques. De hecho los fantasmas puede que sean la próxima moda en el terror tras zombis, vampiros y licantropos. La imagen de un niño en la inmensidad de un bosque, despierta la inquietud ante lo desconocido. Dos tendencias, terror gótico y Steampunk que evidencian un fenómeno: ante la saturación del mercado, la vuelta al clasicismo es inevitable.

Veteranos de "Luchadores del espacio"... Imaginen una época en la que no existían los derechos de autor, donde se publicaba lo que se escribía a velocidad de vertigo y se cobraba en bruto por publicación; y sobretodo se escribía por obligación y por necesidad, a veces sin recibos ni contratos. Con una máquina de escribir pagada a plazos y con un doble trabajo casi siempre. Como los escritores actuales, ya que se cuentan con los dedos aquellos que pueden dedicarse a esto a tiempo completo. Pero lo que más me alucina de estos veteranos es la velocidad a la que escribían sus novelas y la información a la desesperada que recopilaban para ser lo más verosímiles dentro de lo posíble. Uno de ellos batió un record al escribir una novela en tres días y entre 10, 12, 15 o 20 días era el tiempo más o menos normal de entrega, donde se podía cobrar a los seis días o a los seis meses. ¿Influencias?, de donde se pudiera: Doc Savage y Flash Gordon, el cine, revistas de astronomía o la C-F anglosajona cuando caía algún ejemplar. Porque una cosa es segura, si estos autores hubieran sido anglosajones, otro gallo cantaría. Tener que buscarse un pseudónimo para ser "alguien", porque aquí nadie es profeta en su tierra, o eso es lo que dicen. Entre el público Agustín Jauredizar, experto donde los haya y el escritor Carlos Sáiz Cidoncha intentando robar protagonismo a base de anecdotas, datos y algún cotilleo. ¿Sabían que Asimov también escribió novelas de a duro con la saga de Lucky Star?, pero USA valora y España.... ya se lo imaginan.

Vuelvo a la sala A donde el escritor y guionista Fernando Cámara presenta NECROPARIS, o como sacarle partído a un viaje con tu compañera por la capital parisina. Hay un especie de juego que consiste en aplaudir casi todo el tiempo y como me ha pillado empezada, no me he enterado del asunto. El protagonista duda constantemente si lo que sucede es verdad o quizá lo ha pensado. Cree el autor que una novela supera al cine ya que la literatura posee una reflexión interna. El gótico siempre está de moda.

Y llegaron Javier Redal y Juan Miguel Aguilera y su relación de amor-odio en la concepción de la saga AKASA-PUSPA. Desde los inicios de su amistad y de que a veces la miserable casualidad impidió que públicaran. Desde el cierre de la mítica Nueva Dimensión, a la no menos mítica Ultramar de finales de los 80, donde públicaron las míticas Mundos en el abismo e Hijos de la eternidad. Una sociedad que tuvo su cenit con AKASA-PUSPA editada por Miquel Barceló. Desarrollando sus própias teorías científicas sobre acercar las estrellas entre ellas si no se puede superar la velocidad de la luz o una biología verosímil. Buenos deseos de que ambos escritores vuelvan a unir su sociedad e incluso crear una saga de AKASA-PUSPA que otros escritores puedan continuar. Desde los primeros ordenadores ochenteros y ya anacronicos que utilizaron ambos y que son casi piezas de coleccionismo. - No hubiera sido escritor de no existir el ordenador- dijo Aguilera. Creo que todos los demas, también.

Por la tarde Sergio Mars dió la conferencia "Singularidades y revoluciones: Biosociología de los horizontes de sucesos", donde dió rienda suelta a sus conocimientos científicos. Pablo Herranz dió un repaso al "Cine Europeo de géneros. 1960-1979" y en la sala B se reflexionó sobre la importancia del libro electrónico, un futuro del que un servidor ya hace uso y abuso escribiendo estas líneas. Pero no hay nada como el olor del papel recién impreso. Y el dibujante Paco Roca en una conferencia. Esta noche es la entrega de prémios tras la cena. No puedo acudir, no pude pagar la cuota de la cena, no se puede tener todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario