sábado, 9 de octubre de 2010

La ciencia ficcion en la literatura, Por Adriana Alarco de Zadra

La ciencia ficción se convierte paulatinamente en literatura. Hasta hace unos años se la aislaba del cuadro general literario. Hoy se entiende que es una expresión literaria que hipotiza sobre tiempos y lugares diferentes al nuestro, en lugares desconocidos e imaginarios atados al nuestro a través de la fantasía y de la ciencia.

No relata solamente historias sobre naves, robots, planetas imaginarios y extraterrestres. Trata también de sugerir algo que va más allá de esos significados: utopías, esperanzas, hipótesis, proyectos y rebeliones fantacientíficas.

Es difícil demostrar que la ciencia ficción es literatura, tanto como puede serlo una novela histórica o una historia de amor, porque provoca reacciones opuestas en los literatos. Pero sí han sido descritas como novelas científicas que proponen ideas de vanguardia sobre un futuro imaginario en formas diversas. La ciencia ficción, cuando no renuncia a su integridad expresiva, contribuye a producir módulos narrativos que captan las contradicciones del presente, proponiendo nuevos modelos existenciales. Cuando se mezcla ciencia e imaginación, los resultados fantásticos sugieren claramente otros mundos increíbles y lejanos.


Ello nos lleva a interpretar nuestras impaciencias sociológicas, nuestros mundos milimetrados, nuestras falsas ideas discutibles, imaginando, en cambio, nuevos esquemas socio políticos en un contexto innovador. Este sentido que podemos llamar de lo «irreal maravilloso» nos consiente viajar con la imaginación y visitar una sociedad por descubrir, gracias a las narraciones de los escritores contemporáneos. Narraciones tanto poéticas, filosóficas, científicas, como indudablemente literarias, a las que llamamos ciencia ficción.

Hay quien afirma que la ciencia ficción en inglés empezó en el año 1926, cuando Hugo Gernsback ideó la palabra «science fiction». Luego se fue extendiendo en todos los países y en todas las lenguas con bastante popularidad entre lectores de todas las edades. Esta nueva literatura nos crea emociones nuevas y estimulantes ya que envuelve a todo el universo desde el inicio de los tiempos a otros mundos finales. Está escrita para quienes se preocupan del futuro y sienten la necesidad de pensar y de soñar, explorando conceptos sorprendentes sobre las posibilidades y los problemas del progreso tecnológico.

La ciencia ficción es diálogo. Es el encuentro entre elementos imaginarios y la prosaica realidad práctica, el cual explora un futuro a través de la ciencia. ¿Y la naturaleza? ¿Qué le debemos a cambio de su generosidad? Nuestra imaginación se desborda encontrando nuevos seres, otros genes y vidas en mundos asombrosos. Como nuestro presente se ha convertido ya, en realidad, en un mundo fantacientífico, nos envuelven nuevas emociones con antiguos intereses humanos. Vivimos fascinados de nuestras experiencias tecnológicas, de nuestros miedos ancestrales, de nuestras esperanzas en un mundo nuevo. Por lo tanto, escribir ciencia ficción nos da la oportunidad de explorar nuestros sueños para sentirnos arqueólogos de nuestro propio mundo interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario