sábado, 16 de octubre de 2010

[SITGES 2010] [CRÍTICA] INSIDIOUS

 El regreso del director James Wan (Saw) a la gran pantalla desde su ultima película Sentencia de Muerte en 2007 y producida por Oren Peli (Paranormal Activity) nos traen Insidious, un largometraje de terror sobrenatural presentado en la Sección oficial Fantástico Panorama en Competición del Festival de Sitges 2010.

Una familia se ve atrapada en la desgracia cuando uno de sus hijos pequeños sufre un accidente y cae en coma. Los médicos no saben diagnosticar lo que le ocurre pero durante el largo sueño que sufre Dalton, comienzan a ocurrir cosas extrañas que no tienen ninguna explicación al más puro estilo Poltergeist. Las evidencias hacen que la familia recurra a una experta en estos casos.

La presencia del director en la presentación de la película le ha dado un bonito punto al pase en el Auditori del Melia Sitges. Respecto al largometraje, he de confesar que he pegado tres buenos respingos en el asiento al ver ciertas escenas, que incluso han provocado que se me erizase la piel. Sin embargo también hay que decir que los trucos para asustar al público son los de siempre, aunque el uso de la sangre es bastante escaso, es más terror psicológico que otra cosa, es decir, no aporta nada nuevo, pero si que consigue la misión que persigue. Cumple tal y como ha dicho James Wan, con las ganas volver hacer terror clásico, sin necesidad de utilizar sangre a destajo o secuencias llenas de vísceras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario