domingo, 7 de noviembre de 2010

PREGUNTA QUE UNO SE PREGUNTA , Por Pedro Lopez Manzano

El tiempo es una magnitud tan misteriosa?

Siempre me he preguntado cómo sería viajar en el tiempo. Si uno encuentra de alguna forma un pliegue en el supuestamente continuo del espacio-tiempo y logra filtrarse a sí mismo de una parte a otra del tapiz, viajando un minuto hacia atrás en el tiempo, ¿qué ocurriría? ¿Sencillamente aparecería donde estoy pero hace un minuto? Sería literalmente paradójico, pues entonces mi yo de hace un minuto se encontraría frente a frente con mi yo “actual”, y digo “actual” con kilos de comillas pues el concepto de “actualidad” no sé hasta qué punto seguiría teniendo sentido. No sé qué ocurriría. No sé qué ocurrirá.

Pronto lo sabre. Y seré un pionero. Todo está perfectamente calculado. Gracias al suero que me acabo de inyectar podré averiguarlo en un instante, gracias a mi genialidad al encontrar la fórmula y mezclar los ingredientes perfectamente dosificados. Y viajaré un minuto al pasado. Seré el primer hombre en hacerlo, el primero en atravesar el tapiz. La gloria sólo mía, para siempre. La estoy paladeando.

Ahora podré saberlo, ¿por qué el tiempo es una magnitud tan misteriosa?

Siempre me he preguntado cómo sería viajar en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario