domingo, 7 de noviembre de 2010

SAW 6: cortes dentro y fuera de la pantalla. Por Jorge Zarco Rodríguez

Se supone que vivimos en una democracia que abolió la censura franquista en 1978 con la constitución Se supone que la clasificación “S” para películas fuertes hace ya años que pasó a mejor vida y se supone que somos uno de los sistemas de exhibición más tolerantes de la Europa comunitaria… El primer aviso sobre la ola de doble moral que se nos avecinaba vino con la retirada de los cines franceses de BAISE MOI (2000) de la novelista y cineasta Vingine Despentes por una denuncia de la extrema derecha francesa retirándola a los cines porno. Aquí se estrenó en las salas de arte y ensayo, cada vez más minoritarias como las salas X, y a la vez alardeábamos de ser más tolerantes que los franceses, hasta finales de 2009. Si algo ha demostrado la prohibición y luego la censura sobre la sexta entrega de la saga SAW, ha sido que nosotros también pecamos de doble moral, sobretodo si vamos alardeando de “librepensadores” y de “tolerantes” por el mundo con la tijera por debajo. Y es que algo huele a podrido en todo esto, viniendo de una ministra de (in)cultura que era guionista y perteneciente a un gobierno “tolerante”. Pienso que siendo un ataque a una película no minoritaria, a la que simplemente se hubiera negado el estreno, como le ha pasado a PIRAÑA 3-D, MARTYRS y otras, sino perteneciente a la saga de más éxito de los últimos años y con una taquilla más que asegurada, las razones podrían ser otras. Más bien me parece una venganza personal de la industria nacional contra la todo poderosa Hollywood que ha “robado” público a nuestro cine desde el nacimiento del cine sonoro. Un desquite efímero y un tiro por la culata, por que ha justificado las bajadas ilegales de Internet, ya que hay un dicho de que todo lo que es prohibido termina dándose a conocer de una u otra forma. Y ha dejado en evidencia a los doble moralistas que van de “progres” por el mundo, ¿acaso nuestras películas de los ochenta como el ATAME de Almodóvar no eran clasificadas X en los USA? Por qué entonces ahora vamos de castradores. Alguien dijo, que la censura, era lo más cercano al fascismo dentro de una democracia y eso no es bueno para nadie. Por que si quieren controlar el pirateo de Internet, lo peor que pueden hacer es ir prohibiendo y mutilando, ya que la bajada de la red, se convertirá en este y otros muchos casos, en la única opción posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario