sábado, 27 de noviembre de 2010

Entrevista a Macu Marrero Lemes, Autora de ” Mihai. Mi historia junto a un Strigoi”

Antes de nada, muchas gracias por aceptar mi invitación, y decirte que es un honor poder hacerte esta entrevista, no solo porque (creo que lo sabe tó Dios, que te adoro) eres una maravillosa persona, sino porque tu pluma es algo que marca a quien te lea.

R: Tu sabes que el sentimiento es mutuo. Pero yo además te comería tooooooooooa.


Cuéntanos un poco de Macu Marrero la mujer, madre, profesora y bloguera...

R: Pues de mi solo puedo decir que soy una persona optimista y que intento hacer bien las cosas. Tengo unos principios muy sólidos y que marcan de alguna manera mi personalidad. Dicen de mí que soy muy divertida y ocurrente (eso dicen) pero muchas veces por dentro yo no siento eso. Como madre te tengo que decir que aunque tuve a mi hijo con 17 años recién cumplidos, y el parto no fue todo lo maravilloso que yo esperaba, es lo más grande que tengo junto a mi marido Jorge, que es también el padre de mi hijo y con el que llevo toda mi vida. También ellos han influido en que sea un poco mal hablada y valentona (con la caña que me han dado estos dos, puedo más que ellos). Estar entre hombres es malo para el vocabulario y para la salud mental, hija mía. jajajjajaja.
Lo de profesora me imagino que lo dices por las clases teóricas de navegación que imparto. Me involucro mucho con los alumnos, también he tenido que ganarme el respeto porque en el mundo náutico casi todos son hombres y cuando ven a una mujer piensan que a lo mejor eres más débil. Pero el mismo día cambian de opinión y hasta me tratan como a una reina. Sufro muchísimo cada vez que acabo un curso porque les cojo mucho cariño a los grupos. Como bloguera creo que intento mostrar cosas interesantes y sobre todo que diviertan y sorprendan a las personas que nos siguen en el blog. He conocido a muy buena gente e incondicionales a las que adoro y tu sabes muy bien de quienes hablo. Sois un dulce veneno.

Me imagino que la investigación para el libro ha sido ardua, los personajes reales, coincidir echos reales con ficticios... dinos, ¿cual ha sido el aspecto más complicado a la hora de plasma la historia, el cambio de época o el de personajes en la narrativa?

R: Para los personajes reales fue bastante fácil elegir a Maria Antonieta o a Adolf Hitler por lo que marcaron en la historia del mundo y sobre ellos se puede investigar muchísimas cosas. Lo difícil es hacer que unos hechos que ocurrieron de una forma y por unas causas determinadas tuviese que adaptarlos a la trama del libro y que fuese creíble. También el informarme de qué cosas ocurrían o cómo se hacían en determinadas épocas es algo a tener muy en cuenta porque se puede meter la pata. Disfruté mucho buscando datos. Siempre me ha gustado leer libros que intercalen historia real con personajes imaginarios e historias ficticias. También me encantan las biografías. Quizá por eso intenté plasmar en mi libro lo que me fascina además de reivindicar lo que defiendo.

Los cambios de época no me fue difícil porque es un buen recurso para mostrar al lector un pasado sin necesidad de contar la vida que ha marcado a un personaje con solo describirlo. Al menos para mí creo que hace la historia más intrigante y mantiene el interés del lector.


En mi opinión, las hojas en las que hablaba Lorraine en su diario han sido las partes que más disfruté, tal vez por su manera de ser, por lo directa y desbocada que es... ¿pero y a ti? Me imagino que disfrutaste con todo ellos, pero, ¿destacarías algo en concreto con lo que hayas disfrutado más al escribir la novela?

R: Yo disfruté sobre todo con una de los capítulos en que Mihai quita de en medio a cierta gente. Me gusta mucho el desgarrador capítulo de cuando él era adolescente o los primeros capítulos en el siglo XVIII. La escena del aeropuerto en la que Daniela y Melanie se disponen a viajar también es una de mis preferidas. Todo el que ha leído el libro ha visto esa escena muy original y con un buen grado de metáfora. Y los que me conocen personalmente también han visto en Lorraine muchos parecidos a mi forma de actuar. También he querido demostrar con una historia de vampiros, la realidad de lo que está ocurriendo día a día con el maltrato a la mujer.

Generalmente esas cosas empiezan porque nosotras empezamos a “convertirnos” en lo que el hombre que tenemos a nuestro lado desea. Eso no está bien. Siempre debemos ser nosotras mismas y tener nuestros objetivos muy claros. Todo empieza con dar concesiones que nos irían mermando, anulando ó en el peor de los casos, matando.

Dejas muchas cosas en entrever al final, no quiero poner Spoilers, pero, queda claro que las cosas no pueden quedar así (primeramente por el bien de mi salud mental, jajaja), así que, ¿para cuando la segunda parte de Mihai, mi vida junto a un Strigoi?

R: Creo que para finales de este año tendré totalmente acabada la historia. Habrá muchas sorpresas y por supuesto se aclararán ciertos datos de la primera que quedaron pendientes. Sólo puedo decir que será más cruda y que no decepcionará.


En tu novela, Mihai, al final dices que tu inspiración para Lorraine ha sido marcado por la pasión de tu nuera por el vampirismo, así como, su aspecto físico para crear el persona, pero, ¿y Mihai? ¿quien ha sido tu “musa”? (Lo siento, pero la Golfa insistió en hacer al menos una de las preguntas:D)


R: Pues mira, Mihai es el prototipo de hombre que me gusta. Me encantan los roqueros con piel pálida, llenos de tatuajes (a este no he podido ponerle ni uno) y con cabellos largos y negros. Pero también quería la imagen de un hombre con ojos tiernos y que inspirase confianza. Si veis una foto del actor Martin Henderson, ese hombre es lo más parecido a Mihai. Por lo menos su rostro.

Piensa rápido...
Tres palabras que identifican a Macu Marrero:

R: Pesada (hasta la muerte), legal y consecuente.

Tres palabras que identifican a tu gran novela, Mihai:

R: Realismo, traición y venganza.


Y ahora, que seguro todos estarán como locos por saber, ¿donde podemos comprar Mihai?

R: Desde cualquier punto de España se puede comprar. En Gran Canaria y Tenerife están en muchas librerías, sobre todo en Gran Canaria. O bien desde la web de la editorial Atlantis o si al pedirlo en una librería física aparece en el listado como novedad del ordenador, ésta puede hacer un pedido a la editorial para quien se lo solicite. A veces no vemos un libro en las estanterías y pensamos que es que no lo tienen a la venta y no podemos conseguirlo. Pero yo muchas veces no encuentro algún título y lo pido al librero y lo tengo en unos días. De esa manera también fomentamos el que no sólo veamos renombres que todo el mundo conoce y hacer un hueco en las librerías a los que nos estamos intentando hacer un hueco en este mundo de las letras. Cuando algo se demanda, indudablemente al que vende le interesa tenerlo. Y eso, depende de todos nosotros.

Muchas gracias una vez más por tu tiempo y amabilidad. Ha sido un placer y honor tenerte en mi rincón, y espero que pronto podamos estar reseñando y entrevistándote no solo por la segunda parte de esta increíble historia, sino también, por muchas más que tu pluma nos regalará....

R: Gracias a ti, Karol. Y no solo por esta entrevista, sino por tener el exitoso blog que tienes, lo atenta que eres con todos los que te seguimos y por lo esplendida escritora que estás demostrando ser con tus magníficas novelas.


miércoles, 10 de noviembre de 2010

la Clave: El extraño caso de Carla Morán, por Jorge Maqueda

El CASO: Fue en 1974, cuando el equipo de expertos del laboratorio de parapsicología perteneciente a la Universidad de California recibió una visita inesperada. Una mujer llamada Carla Moran. Esta se puso en contacto con el doctor y director de dicho departamento, Barry E. Taff.. Con evidentes síntomas de angustia, Carla (Doris) era su pseudocódigo, le contó al escéptico investigador que por las noches, en su propio dormitorio, una entidad invisible la violaba. En ocasiones la agresión sexual era tan violenta que en su cuerpo eran visibles magulladuras y heridas varias, incluso en la zona genital. En un primer momento, el psiquiatra achacó los «ataques» a un desorden mental de la mujer; pero en cuanto Doris le mostró las heridas, el dictamen inicial tuvo que ser modificado.

Las marcas y heridas de su cuerpo difícilmente podían ser explicadas de forma enteramente científica, o al menos teniendo en cuenta los parámetros de la ciencia más ortodoxa. El caso captó la atención del doctor Taff, que decidió entrevistar de un modo más exhaustivo a la mujer, de la que por cierto sólo se sabe que residía en la localidad de Culver y que era viuda. Posteriormente hizo lo propio con sus hijos y vecinos, quienes le confesaron que ellos también habían sido testigos de los fenómenos. Desde ese instante, al supuesto agresor invisible se le conoció por el nombre de «el ente».

Los primeros estudios sobre la personalidad de Doris mostraron que gozaba de estabilidad emocional. En definitiva, que se trataba de una persona perfectamente normal. Decidido a encontrar una explicación, el doctor Taff se puso en contacto con el hipnólogo Kerry Gaynor para que indagara en el subconsciente de Doris, con la esperanza de rescatar recuerdos que pudieran aportar alguna pista. Sin embargo, las sesiones hipnóticas no aportaron nada en claro. Mientras tanto, las violentas manifestaciones del «ser» seguían produciéndose y la investigación se centró en averiguar cuál era la causa de los arañazos y mordeduras que sufría. Un equipo de médicos, con Taff y Gaynor al frente, decidió instalarse en el domicilio de la mujer. En aquellos días fueron testigos de la aparición de bolas luminosas, llegando incluso a obtener dos fotografías en las que aparecían reflejadas unas extrañas luces que rodeaban el cuerpo de Doris. Las imágenes dieron la vuelta al mundo, pero algunos investigadores escépticos aseguraron que no se trataba más que de inusuales reflejos en el cristal de la cámara.

Lo preocupante era que Doris no mejoraba, sino que su estado se agravaba con el paso del tiempo. Los médicos temieron que la paciente acabara sumida en un estado irreversible de esquizofrenia. Ninguno de los miembros del equipo se había enfrentado nunca a una historia semejante, pero tras estudiar los escasos precedentes que existían en el mundo de sucesos de este tipo, concluyeron que las agresiones cesarían tarde o temprano. En un primer momento, los investigadores habían atribuido los fenómenos a algún tipo de problema psíquico relacionado con trastornos del sueño, pues las agresiones siempre se producían mientras Doris dormía. Sin embargo, ante la espectacularidad de los hechos y su impotencia para hallar una solución, los psiquiatras comenzaron a tener en cuenta la posibilidad de la existencia de una entidad sobrenatural que violentaba a la mujer. Ni psiquiatras ni exorcistas habían ofrecido una respuesta a Doris, que continuaba sufriendo las violaciones. Las consiguientes marcas en su cuerpo, prueba de que había sido agredida sexualmente, provocaron en la mujer tres embarazos psicológicos.

Ante el cariz que tomaban los hechos, la mujer aceptó trasladarse al laboratorio de la Universidad de California. Allí se le construyó una casa de cristal en la que vivió durante un tiempo, continuamente observada por cámaras y los doctores. La sorpresa llegó cuando una noche todos los presentes pudieron presenciar una de las agresiones. El cuerpo de Doris se retorcía y se movía como si alguien la empujara y la sujetara al mismo tiempo, pero ninguna de las cámaras registró nada extraño a su alrededor. 

A esta primera agresión le siguieron otras tantas, las cuales también pudieron contemplar los cada vez más asombrados especialistas. De todos modos, parte de los médicos seguía creyendo que su mente albergaba la clave del caso. Sobre todo a partir de que en una de las sesiones hipnóticas a las que era sometida, desvelase que de pequeña había sufrido abusos sexuales, cuyos recuerdos había ocultado en su subconsciente durante años. Por fin se abría un atisbo de esperanza, ya que la relación entre aquel episodio de la niñez y las agresiones actuales parecía clara. Además, según diversos estudios, los casos conocidos de entes invisibles que atacaban a personas podían explicarse con el mismo razonamiento: abusos sexuales durante la infancia o, al menos, algún tipo de grave desorden de índole sexual o afectivo. Sobre Carla Morán se supo que ella se trasladó a otra ciudad para buscar tranquilidad, pero el Ente la siguió hasta su nueva morada y la atacó pero dejando espacios de tiempo largos para luego desaparecer completamente de su vida. Lo último que se supo es que falleció a causa de un cáncer.

El Ente (1981) por Jorge Maqueda Merchan

EL ENTE (la película): Si hemos de decir algo acerca de la película y de su director sobre todo, es que este se toma en serio el trabajo destilando sobriedad, solidez y autenticidad. Barbara Hershey esta soberbia en su papel, ES de esos que bien podrían merecer un Oscar. El roll es reconocible: la víctima y sus fenómenos. Esta pide ayuda a la ciencia. Los científicos investigan el caso y no encuentran explicación al fenómeno. Finalmente el espectador acaba conducido del pensamiento racional al temor ante lo inexplicable. Esta misma fórmula es la utilizada en El exorcista, y como no, en este film que estructuralmente le debe.

El Ente no fue en su tiempo un film muy exitoso, pero ciertamente a mi me impresiono. De hecho hoy y al igual que ocurriese con películas, como la cosa, goza de una gran reputación entre el publico y la critica entendida. En comparación con otra película del mismo genero, de su tiempo: Poltergeits, con un increíble guión, una miríada de efectos especiales y con un sentido del espectáculo asombroso, El Ente, se nos muestra en cambio mucho menos efectista, por contra aportando un tema tratado de forma mas sombría y oscura. Es un relato terrorífico con un alto componente sexual (y sin o vean la película) pues la violaciones reiteradas son un importante elemento en la trama. Eso escandalizó a muchas familias que no permitieron que sus hijos vieran un film tan diabólico y retorcido. No estamos ante un relato feliz, sorprendente o amable hasta cierto punto, sino que experimentamos una sensación de oscuridad y de temor ante lo inexplicable. Interesante es la escena que el ente pilla dormida y relajada a su víctima y esta, disfruta placenteramente del ataque de la entidad expulsando luego al hijo de la habitación cuando entra en esta, no por miedo sino por mas vergüenza que otra cosa, un verdadero puntazo.

Entiendo este film, como de los mejores de terror de la historia, que pasó sin pena ni gloria por los cines, y como no, un clásico desconocido por muchos. Es cierto que algún aspecto es mejorable en el film, pero en conjunto su armazón funciona, es sólido y acojona.

domingo, 7 de noviembre de 2010

CRICHTON Y CUSSLER DOS “BEST SELLERS” DE CIENCIA FICCIÓN, por Adriana Alarco de Zadra

PREY de Michael Crichton, 2002
(Prensa)

El autor de Jurassic Park, Andrómeda y muchos otros libros de gran éxito, ha escrito “Presa”. Este interesante relato de uno de los mejores autores de ciencia ficción, trata sobre un experimento científico incontrolable, una nube de partículas robotizadas, un enjambre que escapa de un laboratorio, evoluciona y se reproduce como un organismo viviente. Programadas para ser depredadoras, estas partículas son extremamente peligrosas y cualquier tentativo de destruirlas parece ser imposible. En este libro, Crichton anticipa un tema apasionante de extraordinaria actualidad que impacta en la vida de todos nosotros.

Si comprendemos el verdadero significado de la evolución, entonces, cada insecto, cada organismo animal o vegetal es la respuesta a cambios que se desarrollan y luego perecen. Esta incesante transformación produce efectos impredecibles y aún más si es el intelecto humano que manipula estos organismos. Actualmente, la nanotecnología es la disciplina más reciente y de consecuencias más graves que existe sobre estos cambios evolutivos y se aplica esencialmente a la investigación de los materiales.

Se pueden conservar dispositivos de dimensiones tan reducidas como mil veces más pequeños que el diámetro de un cabello humano, que son cientos de nanómetros. En el futuro pueden emerger nuevos tipos de organismos artificiales proyectados por seres humanos que evolucionarán rápidamente y su impacto en la biosfera podría ser enorme, tanto como para revolucionar las industrias, las armas nucleares, la medicina. Pero, también, esta tecnología puede tener graves consecuencias por la poca preparación que aún existe en nuestra sociedad para usar adecuadamente estos organismos. La autoreproducción de organismos artificiales deberá estar muy controlada porque, en caso contrario, será difícil preveer las consecuencias.

En esta novela de Crichton, la Sociedad Xymos desea patentar una nueva tecnología médica, un enjambre de micro videocámaras que efectúan diagnosis de extrema precisión. Varios científicos están manejando la situación, pero en su vida privada, los protagonistas del relato tienen una serie de problemas que los distrae del verdadero peligro. Julia vive absorta con su trabajo, Amanda, su hija menor, tiene una extraña enfermedad. Jack, el marido de Julia y experto en programación, debe encontrar una solución a un banal incidente en los Laboratorios de la Xymos, donde los científicos han encontrado un enjambre de nanopartículas fuera de control y la situación se vuelve inesperadamente arriesgada.

En este libro, el autor nos muestran las oportunidades desconcertantes de la nanotecnología, de los microrobots y la sofisticada forma de inteligencia artificial. Enjambres de microscopicos entes con poca memoria e inteligencia artificial ponen en peligro la vida de los científicos de un Laboratorio. Estas técnicas de ciencia ficción pueden convertirse en realidad y presentar un futuro interesante tanto en la medicina como en las industrias.

Algunos libros de Crichton que hemos visto en películas son: Andromeda 1969; Jurassic Park 1990, Sol Levante 1992, E.R. 1992, Tornado 1996, Timeline 1999.

BLUE GOLD de Clive Cussler (con Paul Kemprecos), 2000
(Oro Azul)

Cussler es un verdadero cazador de emociones que entrelaza la ficción y la vida real con gran éxito, como se demuestra en sus más de 20 libros “best sellers” de ciencia ficción.

En este libro de Cussler, las reservas de agua del planeta Tierra se convierten en una materia más importante que el petróleo. El agua que sirve para la vida no es infinita, a pesar de que estamos rodeados de océanos. Una científica brasilera, la doctora Francisca Cabral, descubre un sistema de desalinización del agua de mar, de funcionamiento rápido y económico. A pesar de que ella desea entregar su invento al mundo para contrarrestar las sequías y la sed que atenazan ciertos lugares del planeta, existe un grupo de personas sin escrúpulos y por demás ambiciosas que no condividen ese acto suyo de generosidad y tratan de impedir de cualquier manera que el expediente se vuelva de dominio público.

En la vida real, Cussler ha fundado la Agencia NUMA que se ocupa de recobrar naves y aviones desaparecidos en formas misteriosas. En las páginas de esta novela extraordinaria, la Agencia Nacional de Recursos Marinos y Submarinos (NUMA) descubre un grupo de ballenas muertas por causas misteriosas y empieza una operación de intriga, espionaje y acción, por lo que su libro entrelaza la ficción a la realidad
El avión donde viaja la científica para exponer su trabajo, aterriza de emergencia en la selva venezolana y durante varios años ella se convierte en una diosa tribal desde donde canaliza el agua y reproduce las comodidades de una aparente civilización en medio de una selva hostil. Después de varias peripecias, el grupo de personas adineradas que desea apoderarse de los recursos hídricos del planeta, rapta a la científica para obligarla a trabajar para ellos, bajo el mando de una imponente y perversa mujer.

El libro relata que Kurt Austin y Joe Zavala, agentes de NUMA y antiguos conocidos para los lectores de Cussler, descubren la maquinación infernal de apoderarse del agua del planeta, y encuentran que el centro de la intriga es un complejo y extraño laboratorio submarino. La clave de la desalinización del agua de mar es un misterioso mineral llamado “anasazium”.

Los agentes de NUMA se aventuran por la floresta pluvial centroamericana, llegan luego a ciertas bases abandonadas en el Ártico, recorren las arenas infinitas del desierto de Nevada, encuentran un palacio vikingo sobre el lago Tahoe, entre Nevada y California, descubren intrigas de los servicios secretos y viajan a lo largo de la zona costera de California. Se enfrentan a un par de gemelos energúmenos y sin conciencia y a la temible mujer que los manipula y hacen frente a muchos otros peligros. Finalmente, después de escenas de coraje, entusiasmo y acción, ellos encuentran la clave de la desalinización del agua de mar y el famoso Laboratorio Submarino se pierde en las profundidades de océano.


Según el New York Times, Cussler ha escrito más de 20 best sellers. Entre ellos:

El Oro del Inca, Atlantida, La Serpiente de los Maya, Walhalla, Iceberg, Virus, Enigma, Sahara, Dragon, Tesoro.

Kemprecos ha ganado el premio literario Shamus y ha escrito con Cussler, además de Oro Azul, también La Serpiente de los Maya.


Plack. Poe felipe Ibarra Cortez

El insecto estaba alojado al interior de la prenda. Plack al articular sus dedos, una vez puesto el guante desesperó al bicharraco y este le picó en la unión de los dedos medio y anular.
Apenas alcanzó a sacudir la mano con locura, antes de abrazar con su otra mano la muñeca derecha. Flectó las rodillas y se encuclilló, sin caer completamente al suelo. Trató de enderezarse. El fulgurante dolor nacía desde su mano en palpitaciones continuas. Entonces, atinó a sacarse el guante y al tratar de moverlo un segundo y un tercer punzazo estremecieron, desde la mano, todo el cuerpo de Plack. No pudo evitar un grito cerrado y el asomo de lágrimas espesas que no alcanzaron a rodar por su cara.
Maquinalmente tomó la punta de la tela del extremo del dedo medio y dio un fuerte tirón, arrojando la prenda al suelo. Dio un pisotón y lo que sea que hubiese allí dentro fue muerto y luego maldecido por Plack.

Una viscosidad verde venía a vislumbrarse por entre la tela, y se mezcló con la tierra que dejó el zapato de Plack al momento de pisar el guante.
Volvió la vista hacia su mano. Agarrotados sus dedos se separaban en exagerada contorsión. Poco a poco el eléctrico impulso corría bajo su piel, por el brazo.

Sacóse la chaqueta y la arrojó a la cama justo antes de que la parálisis fuese completa y se entregó al piso. Alzó los brazos invadido de dolor, calambres indómitos resquebrajaron sus entrañas desformando sus miembros, comprimiendo las porciones musculares, las piernas se crisparon, se arrastraban por la alfombra, ajenas a todo control. En estado deplorable alcanzó a ver pequeñas pintitas negras que como estrellas constelaban la palma de su mano, y venían a pintarse en su muñeca, a lo largo del brazo. Su rostro de empalideció, diríase que un tono verde, azuloso dominaba esa palidez de muerte. Al poco rato, las escasas regiones de su cuerpo que no hervían en llagas negras, sangrantes, se vinieron a pintar de este pálido verdoso inquietante hasta la histeria. De su nariz dos hilos de sangre venían a caer por los costados de su boca, ésta se encontraba apretujada como si hubiese sufrido un golpe con un garrote. Sus fauces, en tanto, estaban hinchadas, lo que le daba un aspecto parecido al que tienen cierto tipo de sapos gordos y malevos.
Engrosábance las arterias hasta casi estallar. En su rostro cientos de venas palpitantes, oscurecidas, se marcaron contra el pálido verdoso de su piel, haciendo recordar una especie de mapa terrorífico, un engranaje de cañerías averiadas bombeando petróleo. Se arrastraban por entre las venas de su rostro pesados bultos, coágulos que se movían lentamente, como babosas. Plack, sin embargo, parecía como entregado al sueño.
Repentinamente dos protuberancias rasgaron su espalda por sobre los hombros, y le hicieron enderezar el cuerpo. En el acto se duplicaron las convulsiones, y pareció que al cuerpo de Plack le volvía la vida. El mentón se le arremangó a la cara, al tiempo que la mandíbula superior fue provista de enormes colmillos. Sus ropas rasgadas desde dentro cayeron dejando a la vista sendos manchones de pelo ralo, oscuro y grasiento. De su abdomen, ahora abultado groseramente, nacían seis patas, que en combinación con lo que antes eran sus piernas (y ahora dos patas peludas con varias rodillas, terminada en una especie de pezuña blanduzca) hacían perfecto juego en utilidad y proporciones.
Por fin, aunque dificultosamente, la cosa extraña esta se puso de pié.

Si de poder detenerse a observar en detalle la cabeza de este fascinante monstruo se tratara, veríanse primeramente sus ojos, como calidoscopios impenetrables, obscuros como espejos negros, llamaría la atención, entonces, un pequeño punto, puerta de todas las maldiciones, dibujado en el centro de sus muchos ojos.
Por último sus brazos se contrajeron, quedando como tenazas pequeñas, que terminaron de dar forma a la monstruosa alimaña con horripilante forma de insecto. Ensayó un par de movimientos, reconociendo su nuevo cuerpo, excretó una asquerosa leche amarillenta de olor espantoso y escapó por la ventana.


Accidente Casero "cuentos de robots" Por Mirta Barale

El incansable Caserito III –robot de la familia Yáñez- limpió y ordenó toda la casa, recibió a los dos niños que llegaban del colegio, les dio de comer, limpió los utensilios de cocina, los hizo jugar en el jardín con el perro Zunke, los introdujo en la casa, hizo que se bañaran, los vistió con alegre y cómoda ropa de entrecasa, les hizo hacer las tareas escolares para el día siguiente, les preparó la cena mientras ellos miraban televisión, les dio la cena, ordenó la cocina mientras los niños volvieron a la televisión, les apagó el aparato, los subió al dormitorio, los vistió con sus piyamas, los acostó, les leyó un cuento hasta que se durmieron. Apagó la luz y volvió a la cocina.

Se puso a preparar la cena para sus patrones que ya estaban por llegar. Se agachó para buscar una sartén…y ahí se quedó: torcido, con el brazo derecho que iba y venía hacia adelante, hacia atrás, hacia adelante, hacia atrás…acompañado por un monótono cuik, cuik, cuik…

La señora Yánez entró en la cocina. Vio la escena, suspiró y le gritó al marido: “¡Caserito se volvió a descomponer!”
El marido, cansancio de la jornada en el rostro, entró en la cocina; ambos se acercaron al robot, uno de cada lado y lo tomaron por los brazos. Al instante, un fuerte chisporroteo, una potente descarga eléctrica salida de Caserito fulminó a la pareja Yáñez en segundos.

Inmediatamente el robot se enderezó, se articuló graciosamente, con un pie, corrió a los dos cuerpos que lo molestaban, y siguió haciendo la cena para la llegada de sus patrones.

PREGUNTA QUE UNO SE PREGUNTA , Por Pedro Lopez Manzano

El tiempo es una magnitud tan misteriosa?

Siempre me he preguntado cómo sería viajar en el tiempo. Si uno encuentra de alguna forma un pliegue en el supuestamente continuo del espacio-tiempo y logra filtrarse a sí mismo de una parte a otra del tapiz, viajando un minuto hacia atrás en el tiempo, ¿qué ocurriría? ¿Sencillamente aparecería donde estoy pero hace un minuto? Sería literalmente paradójico, pues entonces mi yo de hace un minuto se encontraría frente a frente con mi yo “actual”, y digo “actual” con kilos de comillas pues el concepto de “actualidad” no sé hasta qué punto seguiría teniendo sentido. No sé qué ocurriría. No sé qué ocurrirá.

Pronto lo sabre. Y seré un pionero. Todo está perfectamente calculado. Gracias al suero que me acabo de inyectar podré averiguarlo en un instante, gracias a mi genialidad al encontrar la fórmula y mezclar los ingredientes perfectamente dosificados. Y viajaré un minuto al pasado. Seré el primer hombre en hacerlo, el primero en atravesar el tapiz. La gloria sólo mía, para siempre. La estoy paladeando.

Ahora podré saberlo, ¿por qué el tiempo es una magnitud tan misteriosa?

Siempre me he preguntado cómo sería viajar en el tiempo.

Todos Somos Alienigenas, Por Jorge Zarco Rodriguez.

La sorpresa del verano 2009 al igual que DÉJAME ENTRAR fue la de la primavera. Un taquillazo sorpresa en USA para tratarse de una co-producción entre Nueva Zelanda y Sudáfrica y distribuida por una mayor estadounidense: TRISTAR. 30 millones de dólares de presupuesto para la opera prima del sudafricáno residente en canadá NEILL BLOOMCAMP bajo la tutela del neozelandés más universal: PETER JACKSON. Un presupuesto medio-alto para un espíritu de serie B que sin embargo bebe de la realidad más inmediata. Rodada con un estílo de falso documental que por momentos respira una angustiosa veracidad, DISTRITO 9 es un soplo de aire fresco a una temática , la extraterrestre , que ya habia dado desde hacía tiempo señales de agotamiento. Y lo hace fijando su venenosa y nada complaciente mirada en la realidad cotidiana. En un principio y gracias a los efectos visuales de WETA , la compañía digital de Peter Jackson , vemos alienígenas que parecen ser crustáceos humanoides evolucionados y a los que se les llama despectívamente "gambas" , pero hay algo en ellos que nos resulta dolorosamente cercano. Han llegado a la sudáfricana Johannesburgo en una destartalada nave/patera desnutridos y enfermos , el gobierno no sabe donde meterlos y ha elegido un miserable guetto de chabolas lleno de basura , violencia o prostitución.
Estos tienen prohibida la salida del guetto y son tratados tanto por los ricos del exterior como por los pobres y mafiosos del interior como basura infrahumana. Y unos y otros ambicionan conseguir la llave que les permita utilizar el armamento que estos fabrican de forma ocasional. Todo se reduce a intereses corporativos o críminales y a eso le sumamos los rituales de vodoo canibales de los que son víctimas las gambas por parte de mafiosos y santeros. Quitemos a un alienígena, pongamos a un ser humano proveniente de las cloacas del tercer mundo y estaremos contando la misma história. El grán acierto de DISTRITO 9 ha sido sacar al alien de los USA y llevarlo a la exótica y peligrosa sudáfrica , dandole un tono realista que solo se rompe en su trepitante y espectacular segunda parte , donde la acción paródica se vuelve la dueña de la función.
Recordándonos la genial opera prima de Peter Jackson MAL GUSTO (87). Nacida a partir del frustrado intento de adaptar el videojuego HALO , DISTRITO 9 es tambien la transformación de un tipo gris y mediocre al servicio del sistema (brillante SHARLTO COPLEY) en un mutante que comparte ADN con los aliens y descubrirá la desesperada humanidad que oculta su grotesco aspecto , y la crueldad de sus iguales hacia el "diferente". Metáfora sobre el eterno conflicto entre el primer y el tercer mundo y del racismo tanto de poderosos como de los miserables hacia los parias del sistema , por que aquí los villanos son tanto blancos como negros y su final abierto no es nada complaciente. Sugiriendo que la suerte de los visitantes no hará sino empeorar. Algo que ocurre en las fabelas de Brasil, las chabolas de Bombay, las ruinas de Irak o los campamentos Saharauis, donde Bloomkamp también podría haber situado su trama sin problemas. Y es que el odio al diferente es universal , aunque venga del espacio exterior , en el fondo siempre hablamos de nosotros mismos.