domingo, 7 de noviembre de 2010

Todos Somos Alienigenas, Por Jorge Zarco Rodriguez.

La sorpresa del verano 2009 al igual que DÉJAME ENTRAR fue la de la primavera. Un taquillazo sorpresa en USA para tratarse de una co-producción entre Nueva Zelanda y Sudáfrica y distribuida por una mayor estadounidense: TRISTAR. 30 millones de dólares de presupuesto para la opera prima del sudafricáno residente en canadá NEILL BLOOMCAMP bajo la tutela del neozelandés más universal: PETER JACKSON. Un presupuesto medio-alto para un espíritu de serie B que sin embargo bebe de la realidad más inmediata. Rodada con un estílo de falso documental que por momentos respira una angustiosa veracidad, DISTRITO 9 es un soplo de aire fresco a una temática , la extraterrestre , que ya habia dado desde hacía tiempo señales de agotamiento. Y lo hace fijando su venenosa y nada complaciente mirada en la realidad cotidiana. En un principio y gracias a los efectos visuales de WETA , la compañía digital de Peter Jackson , vemos alienígenas que parecen ser crustáceos humanoides evolucionados y a los que se les llama despectívamente "gambas" , pero hay algo en ellos que nos resulta dolorosamente cercano. Han llegado a la sudáfricana Johannesburgo en una destartalada nave/patera desnutridos y enfermos , el gobierno no sabe donde meterlos y ha elegido un miserable guetto de chabolas lleno de basura , violencia o prostitución.
Estos tienen prohibida la salida del guetto y son tratados tanto por los ricos del exterior como por los pobres y mafiosos del interior como basura infrahumana. Y unos y otros ambicionan conseguir la llave que les permita utilizar el armamento que estos fabrican de forma ocasional. Todo se reduce a intereses corporativos o críminales y a eso le sumamos los rituales de vodoo canibales de los que son víctimas las gambas por parte de mafiosos y santeros. Quitemos a un alienígena, pongamos a un ser humano proveniente de las cloacas del tercer mundo y estaremos contando la misma história. El grán acierto de DISTRITO 9 ha sido sacar al alien de los USA y llevarlo a la exótica y peligrosa sudáfrica , dandole un tono realista que solo se rompe en su trepitante y espectacular segunda parte , donde la acción paródica se vuelve la dueña de la función.
Recordándonos la genial opera prima de Peter Jackson MAL GUSTO (87). Nacida a partir del frustrado intento de adaptar el videojuego HALO , DISTRITO 9 es tambien la transformación de un tipo gris y mediocre al servicio del sistema (brillante SHARLTO COPLEY) en un mutante que comparte ADN con los aliens y descubrirá la desesperada humanidad que oculta su grotesco aspecto , y la crueldad de sus iguales hacia el "diferente". Metáfora sobre el eterno conflicto entre el primer y el tercer mundo y del racismo tanto de poderosos como de los miserables hacia los parias del sistema , por que aquí los villanos son tanto blancos como negros y su final abierto no es nada complaciente. Sugiriendo que la suerte de los visitantes no hará sino empeorar. Algo que ocurre en las fabelas de Brasil, las chabolas de Bombay, las ruinas de Irak o los campamentos Saharauis, donde Bloomkamp también podría haber situado su trama sin problemas. Y es que el odio al diferente es universal , aunque venga del espacio exterior , en el fondo siempre hablamos de nosotros mismos.

1 comentario:

  1. Que razón tienes....me has hecho reflexionar....aunque es triste esa visión.

    ResponderEliminar